6 metodologías para repensar el modelo de negocio

Dando continuidad a nuestro anterior artículo acerca de creatividad e innovación en las organizaciones: La creatividad e innovación: renacen y se exacerban en tiempos de crisis, le presentamos una síntesis de las 6 metodologías o herramientas de innovación y creatividad más famosas para repensar los modelos de negocio, y los libros que recomendamos para ampliar información.

Explore en general cada una de estas metodologías y evalúe cuál o cuáles se ajustan más para la reinvención de su modelo de negocio para ponerlas en marcha.

Design Thinking:  Es un método que permite generar soluciones innovadoras basadas en las necesidades de los usuarios, entendiendo y diseñando una solución como lo piensan los diseñadores. En 5 etapas generales: aborda desde el proceso de investigación previo al desarrollo de la idea (empatía), la definición del problema, la ideación de una posible solución, el prototipado de esta y el testeo, llegando incluso a desarrollar estrategias de implementación y venta.

Libro: Diseñando el cambio - Tim Brown

 

Lean Startup: Esta metodología surge de la fusión del método de Steve Blank de desarrollo de clientes y el método Lean del sistema de fabricación japonés, ejemplo de lo cual es Toyota. Se centra en establecer qué quiere y cuáles son las necesidades de los clientes potenciales y realizar como un experimento científico, de validar una hipótesis de trabajo, creando un producto rápidamente sin mucha calidad, probarlo con clientes analizando su feedback y continuar o desechar este invento. Bajo la premisa de “Crear, Medir y Aprender”.

En primer lugar, para crear se necesita tener claro qué quieren los potenciales clientes y cuánto estarían dispuestos a pagar por ello. Esta información requiere de un estudio constante de los mismos para realizar cambios que se ajusten a sus necesidades. Si se va a emprender se debe mejorar o crear nuevos negocios o productos.

Para medir se requiere hacer pruebas y diseñar experimentos de la propuesta de valor que pueda hacer sostenible al negocio, testear las hipótesis y analizar los datos que se obtengan. La experimentación del Lean Startup recomienda recurrir al Tracking o rastreo del comportamiento de gente real, en lugar de solo encuestas, debido a que pueden ser inexactas, porque en ocasiones las personas no son capaces de manifestar lo que quieren.

Se sugiere elegir un experimento rápido y económico para validar la hipótesis; así se podrá conocer más del comprador antes de lanzar el producto real y saber si siente interés o no en el producto o servicio. Adicionalmente, se establece cuál es el producto mínimo viable (PMV) para testear, el cual no se debe enfocar en detalles sino en conseguir que sea un producto o servicio que la gente quiera y luego a partir de las pruebas empezar a generar mejoras. Por último, en esta etapa se deben elegir unas métricas adecuadas que ellos sugieren en el libro.

Finalmente, para aprender es importante la toma de decisiones y analizar frecuentemente los resultados para seguir o cambiar el rumbo del negocio que se planteaba en la hipótesis. Se sugiere invertir constantemente en mejoras graduales para ir detectando más rápidamente problemas y enfocarse en actividades que generen valor en la compañía.

Libro: El Método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua - Eric Ries

 

La Estrategia del Océano Azul: Consiste en crear industrias completamente nuevas a través de la diferenciación fundamental, en vez de competir en sectores existentes modificando los modelos establecidos. En lugar de superar a la competencia en cuanto a rendimiento, los autores abogan por la creación de espacios de mercado nuevos y desatendidos mediante lo que llaman «innovación en valor». El objetivo es aumentar el valor que obtienen los clientes mediante la creación de ventajas y servicios nuevos al tiempo que se eliminan los componentes o servicios menos valiosos para reducir los costes. Este enfoque rechaza el tradicional conflicto entre diferenciación y bajo coste.

Para innovar en valor, proponen una herramienta analítica denominada «esquema de las cuatro acciones», que cuenta con cuatro preguntas clave que desafían la lógica estratégica de un sector y el modelo de negocio establecido:

  1.  De las variables que el sector da por sentadas, ¿cuáles se deben eliminar?
  2. ¿Qué variables se deben reducir muy por debajo de la norma del sector?
  3. ¿Qué variables se deben aumentar muy por encima de la norma del sector?
  4. ¿Qué variables, que el sector no haya ofrecido nunca, se deben crear? Además proponen la exploración de grupos que no sean clientes para crear océanos azules y llegar a mercados vírgenes.

Libro: La estrategia del Océano Azul: Cómo desarrollar un nuevo mercado donde la competencia no tiene ninguna importancia - W. Chan Kim y Renée Mauborgne.

 

Vigilancia tecnológica: Metodología cuyo objetivo es estar pendientes de las patentes de las tecnologías que se están desarrollando, pues al realizarlo las compañías sabrán que está ocurriendo con el mercado y sus principales competidores, cuáles son los últimos avances tecnológicos que pueden ser aplicables a sus procesos, y qué investigaciones deben organizar que no se estén realizando en el mercado. Esto con el fin de identificar oportunidades y amenazas, tomar decisiones estratégicas y lograr mejorar la competitividad en las entidades que la apliquen. Un ejemplo a seguir son los japoneses (Escorsa, 2001), los cuales para realizar un nuevo producto o iniciar una nueva investigación, empiezan con la fase de Vigilancia Tecnológica y Comercial, después se apropian de las tecnologías de las empresas del país, mejoran el producto, crean uno nuevo y lo comercializan a los mercados mundiales. Por ello, Arango, Tamayo y Fadul (2.012) sugieren que antes de ejecutar cualquier desarrollo, tener presente que primero hay que averiguar lo que ya se ha hecho. Japón es el país líder en Vigilancia Tecnológica, ya que se destaca por destinar muchos fondos a la obtención de información científica y técnica. La Vigilancia Tecnológica (VT), se enfoca en captar, analizar y difundir información de diversa índole—económica, tecnológica, política, con el fin de identificar oportunidades y amenazas provenientes del entorno, que puedan incidir en el futuro de una organización.

Libro: Modelos de vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva - Agencia de Innovación de Biskai

 

Análisis de valor: Este método nació como consecuencia de las experiencias americanas durante la Segunda Guerra Mundial, que habían obligado a los Estados Unidos de América a llevar a cabo una economía de recursos importante. Fue el Ingeniero Lawrence Miles de General Electric quien inició con esta metodología al preguntarse “¿es que a nadie le importa cuánto cuestan las cosas?” y luego de ser cambiado de cargo su reto principal fue la innovación sumado a la calidad y los costos. Esta metodología es una filosofía fundamentada en el empleo de un conjunto específico de técnicas que, desde un enfoque creativo y organizado, tiene como finalidad la identificación eficaz de los costos innecesarios en un producto determinado. Se podría decir que es un método para diseñar o rediseñar un producto de forma que se asegure, con el mínimo costo, todas las funciones que el cliente desea y está dispuesto a pagar, y únicamente esas, con todas las exigencias requeridas. El análisis del valor trata de extraer los costos innecesarios de un producto y mejorar su calidad, cuestionando el producto mismo desde el diseño inicial. Diseñar eficazmente un producto es, por tanto, poner en este todo lo que el cliente desea, al mínimo costo. Se trata de maximizar la relación satisfacción/costo que corresponde el concepto americano de “value” o valor. Es una metodología de gestión que tiene como objetivos, entre otros, la innovación, la mejora continua y la economía de recursos en todas las áreas de una entidad que se dedica al diseño. El análisis del valor es de especial utilidad en las fases de diseño (y rediseño) de un producto y/o sistema, que mejora el rendimiento general de una organización. En definitiva, lo que se persigue con esta metodología es el aumento del valor del producto, servicio o sistema. Sugieren 6 fases (la de preparación y orientación, recogida de información, análisis funcional, búsqueda de ideas y soluciones alternativas, evaluación y aplicación), que constituyen el proceso de resolución de un problema, cualquiera que sea su naturaleza, y específicamente la mejora del valor de los productos o procesos de fabricación.

Libros: Ingeniería del Valor y otros métodos de gestión - Lawrence Dellos Miles y Erlicher.

           Técnica en análisis e ingeniería de valor - Lawrence Miles.


Modelo Canvas: Este modelo fue creado con la participación de 470 miembros de la comunidad de Business Model Innovation Hub de distintos países y ha sido aplicado en compañías como 3M, Ericsson, Deloitte. Se centra en el concepto de que un Modelo de Negocio describe las bases sobre las que una empresa crea, proporciona y capta valor. Para ello desarrollan un lienzo de modelo de negocio que consiste en una herramienta visual gráfica en una página dividida en nueve módulos básicos (segmentos del mercado, propuestas de valor, canales, relaciones con los clientes, fuentes de ingreso, recursos clave, actividades clave, asociaciones clave y estructura de costes) que reflejen la lógica que sigue una empresa para conseguir ingresos. Estos nueve módulos cubren las cuatro áreas principales de un negocio: clientes, oferta, infraestructura y viabilidad económica. El modelo de negocio es una especie de anteproyecto de una estrategia que se aplicará en las estructuras, procesos y sistemas de una empresa.

Libro: Generación de modelos de negocios: Un manual para visionarios, revolucionarios y retadores - Alexander Ostelwalder e Yves Pigneur