Diferencias entre teletrabajo y trabajo en casa y tips para ser más productivo

El teletrabajo en Colombia está definido en el Art. 2 de la Ley 1221 de 2.008 como “una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación -TIC- para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio especifico de trabajo". En esta Ley, se establecen 3 modalidades:

  1. Teletrabajo Autónomo: Trabajadores independientes o empleados que se valen de las TIC para el desarrollo de sus tareas, ejecutándolas desde cualquier lugar elegido por ellos.
  2. Teletrabajo Suplementario: Trabajadores con contrato laboral que alternan sus tareas en distintos días de la semana entre la empresa y un lugar fuera de ella usando las TIC para dar cumplimiento. Se entiende que teletrabajan al menos dos días a la semana.
  3. Teletrabajo Móvil: Trabajadores que utilizan dispositivos móviles para ejecutar sus tareas. Su actividad laboral les permite ausentarse con frecuencia de la oficina. No tienen un lugar definido para ejecutar sus tareas.

En el Art. 6 de la Ley 1221 se establece la igualdad entre los teletrabajadores y los empleados que presten sus servicios en el local de la empresa en lo referente a su remuneración, afiliaciones a seguridad social, formación, protección a la maternidad, derecho a la intimidad y privacidad y edad mínima de admisión al empleo. En este mismo artículo se establecen garantías para el trabajador como:

  1.  El que no le serán aplicables la jornadas de trabajo, horas extras y trabajo nocturno, aunque no deben ser sometidos a sobrecargas de trabajo.
  2.  El salario no podrá ser inferior al de empleados de planta y si no se tienen deben ajustarse a cargos similares de la localidad.
  3.  Las asignaciones deberán permitir descanso creativo, recreativo y cultural.
  4.  Los empleadores deberán proveer y garantizar el mantenimiento de los equipos de los teletrabajadores, conexiones, programas, valor de la energía y desplazamientos ordenados por él, necesarios para desempeñar sus funciones.
  5. Se le deberá reconocer su salario aun cuando no reciba los paquetes de información y programas para realizar su trabajo, haya cortes de luz o de la línea telefónica.
  6. El puesto de trabajo del teletrabajador debe ser contemplado dentro de los planes y programas de salud ocupacional de la empresa.
  7. La vinculación a través del teletrabajo es voluntaria y por tanto el teletrabajador conserva el derecho a solicitar en cualquier momento volver a la actividad laboral convencional.

Por otra parte, en el Art. 7 se establece que se deben registrar los teletrabajadores en las Inspecciones de Trabajo o Alcaldías Municipales.

El trabajo en casa, por su parte, en el Numeral 4 Art. 6 de la Ley 1221 de 2.008 se establece que “una persona que tenga la condición de asalariado no se considerará teletrabajador por el mero hecho de realizar ocasionalmente su trabajo como asalariado en su domicilio o en lugar distinto de los locales de trabajo del empleador, en vez de realizarlo en su lugar de trabajo habitual”.

En este momento por la emergencia sanitaria de Covid 19, y por tratarse de una situación temporal, ocasional y transitoria en la directiva presidencial No. 2 del 12 de marzo de 2.012, para empleados públicos, y en la Circular 0021 de 17 de marzo de 2.020 del Ministerio de Trabajo, para el sector privado, se establece el trabajo en casa como una medida temporal y extraordinaria sin que ello constituya la modalidad de teletrabajo ni exige los requisitos establecidos para este anteriormente mencionados.

Como beneficios del trabajo en casa y del teletrabajo para las empresas se encuentran:

  1. Reducción de los costos de operación en arriendo, servicios, aseo, papelería, implementos de aseo y cafetería, mantenimientos.
  2. Incremento de la productividad.
  3. Inclusión de personal incapacitado, cabezas de familia y con aislamiento físico.
  4. Estabilidad emocional y equilibrio de los empleados, al manejar sus espacios personales y laborales.
  5. El mejoramiento del cuidado de los elementos de trabajo por parte de los empleados.
  6. El desarrollo de actividades laborales por resultados.
  7. Evitar la microgestión de resultados por parte de sus jefes.
  8. Reducción del ausentismo laboral.

Y como beneficios para los trabajadores:

  1. Ahorro en tiempo y dinero en desplazamientos de su residencia al sitio de trabajo.
  2.  Ahorro en la alimentación y mejoramiento de la calidad de vida y salud.
  3. Mayor rendimiento y productividad laboral
  4. Mayor presencia física con su grupo familiar
  5. Tener horarios flexibles y poder cumplir también con obligaciones familiares.

Así mismo, como retos para el teletrabajo y trabajo en casa podemos encontrar:

  • El establecimiento de qué cargos y actividades se pueden desarrollar en casa.
  • La coordinación y logística de los puestos y elementos de trabajo necesarios para cada uno de los empleados.
  • La inversión inicial en equipos e infraestructura de TI y plataformas corporativas.
  • La seguridad informática y de la información en cada uno de los lugares de trabajo.
  • El control de la gestión de cada uno de los colaboradores a través del desarrollo de tableros de control e indicadores de gestión, o la implementación de software a la medida que controle la gestión de las labores, la dedicación al trabajo y la utilización de la información.
  • Cambiar la cultura de trabajo de horarios estrictos por flexibles y orientar la gestión a resultados.
  • El mantenimiento de canales de comunicación fluidos y el desarrollo de nuevas formas de interacción.
  • Desarrollo de unos líderes propositivos, positivos, motivadores y con una comunicación asertiva, más que controladores y coercitivos.
  • Sensibilización y desarrollo de una cultura de trabajo en casa, que genere disciplina, compromiso y confianza.

 

Por último y alineado último reto mencionado, les presentamos un modelo de Protocolos de Trabajo en Casa, que les puede servir de guía para entregar a sus empleados.

 

6 Tips para ser más productivo trabajando en casa

Pilar principal: CONFIANZA y COMPROMISO frente a los resultados.

 

  1. Destina un espacio de trabajo cómodo
  2. Establece un tiempo diario de trabajo y de vida personal: Establecer una rutina de trabajo de 8 a.m. a 5 p.m. de lunes a viernes, te permitirá cumplir tiempos de respuesta a requerimientos del área de la empresa a la cual perteneces.
  3. Planea tus metas diarias: Activar en el cerebro el modo productivo definiendo 3 o 4 metas claves para alcanzar al día siguiente, te permitirá optimizar mejor tu tiempo y ser más productivo. Al finalizar el día, evalúa si se cumplieron los objetivos y si quedó algo pendiente para establecer una nueva fecha de cumplimiento.
  4. Mantente atento a los canales de comunicación: Celular, mails, WhatsApp. Da respuesta a comunicaciones telefónicas para temas personales, en la medida de lo posible, en un tiempo no mayor a 5 minutos, o envía un mensaje informando que estás ocupado y llamas después. 
  5. Sincronízate con tu equipo de trabajo: En cuanto a las tareas a realizar, entrega de resultados y el estado de los mismos.  De ahí la importancia de la organización de reuniones diarias o semanales por parte de los líderes de procesos, que permitan establecer objetivos claros, cronograma y los resultados que se espera de cada miembro del equipo.
  6. Autogestiónate en todos los aspectos de la vida:
  • Celebra pequeños logros: Incrementa tu motivación, reconociendo las metas logradas.
  • Busca equilibrio para mantener tu bienestar: administra espacios de trabajo, de ejercicio o pausas activas (bailar, saltar, estirar), tiempo de esparcimiento (cine, lectura, escritura, juegos), socialización y duerme 7 horas diarias.
  • Cultiva una mentalidad de aprendizaje para ser más efectivo en el trabajo, que te aporte para el desarrollo del trabajo actual o más adelante y que te permita flexibilizarte ante los cambios y prepararte para responder ágilmente frente a los retos que exige el mundo actual.
  • ¡Respira profundamente! Te ayudará a relajarte, reducir el estrés y los errores, incrementar tu creatividad, y a manejar mejor los conflictos.
  • El arreglo personal es fundamental, no descuides tu imagen. El autocuidado nos permite estar saludables.