Cómo evitar contratar con una empresa fachada

Dando continuidad a nuestro artículo Señales de alerta para prevenir el Lavado de Activos o Financiación del Terrorismo – LAFT, te explicamos qué son las empresas de papel y las buenas prácticas en la administración del riesgo LAFT para evitar contratar con una.

¿Qué son?

Las empresas fachadas, también conocidas como empresas de papel, son sociedades formadas para ocultar actuaciones fraudulentas tales como el lavado de activos y la corrupción. Son definidas en el oficio 220-208682 del 24 de noviembre de 2016 de la Superintendencia de Sociedades como:

Aquellas que son constituidas con arreglo a las normas del Código de Comercio, se registran en la Cámara de Comercio, y en el respectivo acto de constitución dicen cumplir con los requisitos legales exigidos, pero “al examinar su realidad económica, financiera y administrativa se puede constatar la falta de elementos que comportan la definición de la empresa, como la apariencia de realidad de lo expresado en el contenido de la escritura de constitución o del acto privado en el caso de las S.A.S., de tal manera que la sociedad existe jurídicamente, pero la finalidad para la cual fue constituida en muchas ocasiones no se ha puesto en marcha. 

Buenas prácticas para evitar contratar a una empresa fachada

  • Dar a conocer a todos los empleados el procedimiento para reportar y analizar conductas sospechosas.
  • Establecer un formulario de vinculación y actualización de cada cliente o proveedor con soportes que incluyan estados financieros, composición accionaria, cobertura, entre otros.
  • Identificar y verificar la identidad del beneficiario final de la contraparte.
  • Revisar antecedentes de la empresa para asegurar que no se encuentre en listas restrictivas.
  • Verificar que las mercancías de sus proveedores cumplan con todos los requisitos legales.
  • Realizar visitas al establecimiento comercial o punto físico del potencial cliente o proveedor.
  • En el caso de contratar con empresas que ofrezcan servicio de transporte, programar inspecciones periódicas.
  • Contar con referencias de otros clientes.
  • Establecer políticas de pago y no aceptar dinero en efectivo.

Si deseas conocer más acerca de este tema, te invitamos a consultar la Guía para evitar ser usado en lavado de activos